Laboral  - 

Un sistema de gestión mejorable por anacrónico

No puede negarse que la gestión de las administraciones públicas mejora constantemente, pero algunas veces a costa de obligaciones gravosas para los administrados o sin tener en cuenta situaciones que se apartan de la generalidad.

Redactado por
(0) Escribir comentario

La ministra de trabajo, ahora en funciones, ha llevado a la práctica dos ideas con importante repercusión en las relaciones laborales . La primera, con un notable éxito, fue el envío masivo de cartas a empresas con contratos temporales conminándoles a que revisaran la legalidad de los mismos y voluntariamente transformaran en fijos los que, a tenor de la normativa, no debían serlo. La segunda ha sido la implantación obligatoria del registro diario de la jornada de trabajo en toda relación laboral con el fin de evitar los abusos de empresarios que en gran número habían sido denunciados ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, así como para cumplir las recomendaciones de la Unión Europea. De esta última medida aun no se pueden valorar sus resultados, aunque cabe suponer que reportará mejoras en algunos sectores de la actividad económica del país, a pesar de la posible connivencia que puede producirse entre las dos partes de la relación laboral por el temor de la parte débil de la misma a perder el empleo.

En principio no ha sido bien acogida por parte de la pequeña empresa, que para su buen cumplimiento ha de acometer un gasto en instrumentos de control para justificar las posibles interrupciones de la jornada con el fin de que no se les pueda imputar una mayor duración de la misma, si el tiempo entre su inicio y su finalización supera el de la jornada pactada. Ante lo cual me pregunto por qué el ministerio donde se ha gestado la norma no repara en situaciones ilógicas de su gestión que podrían ser mejoradas de la misma manera que pretende ocurra con el registro diario de la jornada.

control de jornada

Una de ellas es la formalización del alta de empleados en horas en que las empresas no tienen trabajando al personal dedicado a esas funciones administrativas y han de hacer contrataciones urgentes de extras de hostelería o cubrir ausencias de personal en centros sanitarios, entre otras.

Algo que se podría hacer habilitando un sistema telefónico para comunicar los datos imprescindibles en el momento del inicio del trabajo y posteriormente, el primer día hábil, concretar los necesarios, como en tiempos se hacía mediante fax; o, mejor aún, que usando el sistema que se estableciese no hiciera falta una ampliación posterior. Pero eso no entra en los planes de la Tesorería General de la Seguridad Social, entidad a la cual le bastaría crear una APP gratuita para esa clase de empresas únicamente. A pesar de que se arriesga al fraude que puede hacerse en la situación actual, pues se puede dar de alta previa a varios posibles trabajadores y posteriormente anular tales altas, o la de alguno, aduciendo que no han prestado el servicio, aunque sí hayan trabajado.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Desde Espacio Pymes no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente [enlace] desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

Muchas gracias.

Enviar comentario