Laboral  - 

¿Qué diferencia hay entre un agente comercial y un comisionista?

Su empresa vende productos a través de intermediarios a los que paga una comisión. Dichos intermediarios ¿son agentes comerciales o simples comisionistas? Para distinguirlos debes tener en cuenta las diferencias entre ambas figuras.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Cuando una empresa quiere aumentar sus ventas es frecuente que contacte con otra para que venda sus productos a cambio de una comisión. Pues bien, aunque no se firme ningún contrato por escrito, en ese caso puede existir un contrato de “agencia” o uno de “comisión”; y según se trate de uno u otro, las partes van a tener derechos y obligaciones muy diferentes...

Diferencias entre Agente Comercial y Comisionista

Agente comercial. Un agente comercial se dedica a buscar clientes para un tercero a cambio de una remuneración (que generalmente es una comisión por venta). Y para que exista una relación contractual de agencia, es necesario que esa labor de búsqueda de clientes sea continuada o estable en el tiempo.

Comisionista. Por su lado, un comisionista realiza una o varias operaciones ocasionales en nombre de otra empresa a cambio de una comisión si la venta se materializa. Por tanto, la principal diferencia entre agente y comisionista es que la actividad del primero es estable y la del segundo no . Por ejemplo:

  • Su empresa va a lanzar un nuevo producto y contrata a un profesional para que visite a potenciales clientes y consiga ventas. En este caso existirá un contrato de agencia, pues su labor será estable y continuada.
  • Su empresa tiene una partida de mercancías y encarga a un intermediario que intente venderlas a cambio de una comisión si lo consigue. En este caso, el intermediario será un comisionista.

Protegido. Pues bien, esta distinción es más relevante de lo que parece. Aunque en ambos casos deberá pagar la comisión pactada, el agente comercial está protegido por la ley , y al finalizar la relación puede tener derecho a una indemnización por la clientela aportada y a otra por daños y perjuicios. El comisionista, en cambio, no tiene derecho a estas indemnizaciones.

agente comercial
Diferencias entre agente comercial y simple comisionista
Por tanto, la principal diferencia entre agente y comisionista es que la actividad del primero es estable y la del segundo no.

¿Cómo actuar?

Vendedor

Si contrata a un intermediario para que trabaje de forma estable, no se confíe: aunque firme un contrato de “comisión” existe el riesgo de que le reclame esas indemnizaciones (los contratos son lo que son, con independencia del nombre que se les dé). Por tanto:

  • Si quiere que el intermediario sólo intervenga en una operación, firme un contrato de comisión en el que queden claras esas condiciones.
  • No obstante, en caso de que la relación vaya a ser estable y duradera, firme un contrato de agencia y pacte en él las cuestiones que le favorezcan. Por ejemplo, un plazo de duración corto (que le permita valorar si el agente funciona), o unos objetivos mínimos de venta que, si se incumplen, le permitan resolver el contrato sin pagarle indemnización por clientela (para más información, “Pactemos unos objetivos de venta”, Apuntes & Consejos Usted y su Sociedad, año 18, número 3, página 2, 04.06.2018 )

Agente. Si es usted quien comercializa los productos de otra empresa, compruebe si es agente o comisionista (recuerde que a estos efectos no es relevante que no haya contrato escrito, ni el nombre que se haya dado al contrato que les une). Si es agente, esté preparado (cuando acabe la relación) para reclamar las indemnizaciones indicadas.

En conclusión: el comisionista realiza la labor de intermediación de forma ocasional, mientras que el agente la realiza de forma estable. Es por ello que la ley protege a este último reconociéndole ciertas indemnizaciones a la finalización del contrato.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Enviar comentario