Empresa  - 

Reforma de la Ley Concursal: cómo afectará a pymes y autónomos

La Reforma de la Ley Concursal ya se ha publicado en el BOE y entrará en vigor el 26 de septiembre. Esta nueva Reforma de la Ley Concursal regulará los concursos de acreedores, introduciendo novedades y suponiendo un antes y un después en este procedimiento. Te lo explicamos en este artículo.

Redactado por
(0) Escribir comentario

La Reforma de la Ley Concursal evitará la quiebra de muchas empresas

Para muchas grandes empresas, pymes o autónomos que están experimentando dificultades económicas, esta nueva legislación es una luz al final del túnel, ya que con la finalización de la moratoria concursal empezaban a carecer de instrumentos para evitar la declaración del concurso de acreedores e, incluso, la quiebra.

Lo que ha hecho la Ley 16/2022 que reforma la Ley Concursal es poner sobre la mesa diferentes herramientas para que los acreedores puedan contar con más poder respecto a la toma de decisiones a la hora de reflotar una empresa . Anteriormente, los deudores y acreedores tenían que ponerse de acuerdo a la hora de resolver los problemas, lo que en algunos casos provocaba que algunos gestores amenazasen a los acreedores con realizar un concurso si no se aprobaban sus peticiones.

Con la Reforma de la Ley Concursal ya no se requiere un acuerdo entre ambas partes, sino que es el juez el que tiene la última palabra, pudiéndose acordar acciones pese a que vayan en contra de la voluntad de los administradores. Incluso, los acreedores pueden iniciar el proceso.

Los acreedores ganan peso

Como también se puede ver en el anterior punto, los acreedores ganarán relevancia tras la entrada en vigor de la Ley Concursal. La nueva normativa les da más recursos para que estos puedan defender sus intereses y reclamar sus deudas ante el gestor de la compañía con dificultades.

Por un lado, la nueva Ley les da más fuerza negociadora y, por otro, más protección, tanto en la etapa preconcursal, como una vez iniciado el concurso.

Así mismo, la reforma también facilita el acceso de los acreedores al capital de la empresa . Antes los acreedores eran quienes soportaban la gran mayoría de sacrificios a la hora de hacer viable una organización. Con la entrada en vigor de la nueva ley también se les obliga a los gestores a realizar determinados sacrificios.

Procedimiento especial para microempresas

Otra novedad es la creación de un mecanismo único de insolvencia que se adapta a las necesidades de estas organizaciones y que simplifica el proceso al máximo, reduciendo también sus costes . En concreto, este cambio está destinado a autónomos y empresas de menos de 10 trabajadores . De esta forma, las posibilidades de que una pyme o un trabajador autónomo con un negocio viable continúen se incrementan.

Ley Concursal
Reforma de la Ley Concursal

Reducción del proceso concursal en la Reforma de la Ley Concursal

Para el resto de empresas, el proceso concursal se reduce a un año desde que se abre la primera fase hasta el cierre del mismo, modificando así los cuatro y cinco años anteriores. Esta reducción no supone únicamente un menor tiempo, sino también la unificación de todo el proceso en un único procedimiento.

Los comentarios están cerrados.