Emprendedores, Empresa  - 

Pymes con inversión pública ¿Cuándo son PYMES realmente?

Te explicamos en este artículo las condiciones que deben darse en una empresa con inversión pública para ser considerada una PYME.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Según se establece en el Reglamento (UE) Nº 651/2014 de la Comisión de 17 de junio de 2014, se considera una empresa a toda entidad, independientemente de su forma jurídica, que ejerza una actividad económica. Pero en algunos casos existen Pymes con inversión pública, esto supone que el capital de la empresa o de sus derechos de voto están controlados, directa o indirectamente, por organismos públicos, conjunta o individualmente. En estos casos hay que valorar las siguientes cuestiones para poder ser considerado como PYME.

Si el 25% o más del capital de la empresa o de sus derechos de voto están controlados, directa o indirectamente, por organismos públicos no pierde la condición de PYME si estos inversores públicos está presente alguna de las categorías siguientes:

  • Sociedades Públicas de Participación, Sociedades de Capital Riesgo, Personas Físicas o Grupos de Personas Físicas que realicen una actividad regular de inversión en Capital Riesgo (Inversores providenciales o Business Angels) e inviertan fondos propios en empresas sin cotización bursátil, siempre y cuando la inversión de dichos Inversores providenciales en la misma empresa sea inferior a 1.250.000 €
  • Universidades o Centros de Investigación sin fines lucrativos
  • Inversores institucionales, incluidos los Fondos de Desarrollo Regional
  • Autoridades Locales Autónomas con un presupuesto anual de menos de 10.000.000 € y una población inferior a 5.000 habitantes.

Se pierde la condición de PYME si estos inversores indicados anteriormente, mantienen alguno de los siguientes vínculos con tu empresa:

  • Poseen más del 50% de las acciones de su empresa.
  • Tienen derecho a nombrar o revocar a la mayoría de los miembros del órgano de administración, dirección o control de su empresa.
  • Tienen derecho a ejercer una influencia dominante sobre su empresa, en virtud de un contrato celebrado con ella o de una cláusula estatutaria. Se presumirá que no existe influencia dominante si no tienen implicación directa o indirecta en la gestión de la empresa en cuestión (sin perjuicio de los derechos que les correspondan en su calidad de accionistas).
  • Controlan, en virtud de un acuerdo celebrado con otros accionistas o socios de su empresa, la mayoría de los derechos de voto de sus accionistas o socios.
  • Tienen cualquiera de las relaciones anteriores a través de otra u otras empresas.
  • Tienen cualquiera de las relaciones anteriores a través de una persona física o un grupo de personas físicas que actúan de común acuerdo, y los inversores y su empresa ejercen su actividad o parte de la misma en el mismo mercado de referencia o en mercados contiguos (se considerará «mercado contiguo» el mercado de un producto o servicio situado en una posición inmediatamente anterior o posterior a la del mercado en cuestión).
En estos casos tu empresa no se puede considerar una PYME según el Reglamento de la UE, ya que está participada en un 25% o más por organismos públicos y no se encuentra entre los casos exceptuados.

 

Pymes con inversión pública
Pymes con inversión pública

Efectivos y límites financieros que definen las categorías de empresas

Ya vimos en otros artículos las condiciones financieras y laborales que necesita una empresa para ser considerada PYME. Te lo recordamos.

Se considera microempresas, pequeñas y medianas empresas (PYME) la entidad constituida por las empresas que ocupan a menos de 250 personas y cuyo volumen de negocios anual no excede de 50 millones EUR o cuyo balance general anual no excede de 43 millones EUR.

Dentro de la categoría de PYME, se define pequeña empresa a la empresa que ocupa a menos de 50 personas y cuyo volumen de negocios anual o cuyo balance general anual no supera los 10 millones EUR.

También en la categoría de las PYME, se define microempresa a la empresa que ocupa a menos de 10 personas y cuyo volumen de negocios anual o cuyo balance general anual no supera los 2 millones EUR.

Los comentarios están cerrados.