Laboral  - 

El servicio doméstico se encarece

Con el Real Decreto-ley para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, el Gobierno ha establecido un importante aumento en la cotización del Sistema especial para Empleados de Hogar; inmediato y de futuro cercano, pues ha adelantado al año 2021 la cotización sin sujeción a tramos prevista para el año 2024 desde que en julio de 2018 la Ley de Presupuestos Generales la retrasara evitando que fuera a partir de 2019.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Por la nueva normativa, durante el presente año las bases de cotización por contingencias comunes y profesionales seguirán con arreglo a una escala en función de la retribución percibida ; escala que tenía ocho tramos y que ha pasado a tener diez aumentando considerablemente el importe de los mismos. En 2018 el más bajo era de 167, 74 euros y el más alto de 896, 44 euros, y han pasado a ser el mínimo de 206 euros y el tramo número ocho (máximo anterior) de 1.097 euros. Pero todavía hay dos más: uno para quienes cobren entre 1.144, 01 y 1.284 euros, y el décimo que es equivalente a la retribución mensual de aquellos empleados que perciban más de la última cuantía citada.

En el año 2020 esas bases aumentarán en el porcentaje en que se incrementen las del régimen general y sobre ellas se aplicará el tipo de cotización que se fije en los Presupuestos Generales del Estado, mientras que para accidentes de trabajo y enfermedades profesionales se aplica, ya en el presente ejercicio, la nueva tarifa establecida por la misma norma y que para esta actividad pasa del 1, 1% al 1, 5%; de manera que se ha incrementado en el 36, 36%.

servicio doméstico
El servicio doméstico se encarece
La cotización lleva camino de asemejarse a la que hacen las empresas, con la particularidad de que éstas pueden deducirla como gasto de los ingresos por los que tienen que tributar.

Estos aumentos y el previsto para iniciarse en el año 2021, que consistirá en cotizar por lo que realmente cobre el empleado, sin que pueda ser menos del salario mínimo interprofesional en proporción al tiempo trabajado, pueden beneficiar los recursos del sistema de Seguridad Social, pues son muchas las familias que tienen esos empleados, mayoritariamente a tiempo parcial.

La cotización lleva camino de asemejarse a la que hacen las empresas, con la particularidad de que éstas pueden deducirla como gasto de los ingresos por los que tienen que tributar, mientras que los cabeza de familia, convertidos en empresarios atípicos, no gozan de reducción alguna en el IRPF por tener contratados empleados de hogar. Por lo cual pudiera ocurrir que decaiga esta clase de empleo. Al menos en la forma legal.

Aunque lo peor que puede ocurrir es que se produzcan bajas de los contratos actuales, pues eso motivaría una campaña inspectora, que se uniría a las acciones que ya se llevan a cabo por denuncias

COMENTAR ESTA NOTICIA

Desde Espacio Pymes no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente [enlace] desde donde podrá elegir la opción del foro público y gratuito, o bien establecer un contacto privado con un abogado.

Muchas gracias.

Desde Espacio Pymes no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente [enlace] desde donde podrá elegir la opción del foro público y gratuito, o bien establecer un contacto privado con un abogado.

Muchas gracias.

Enviar comentario