Legal  - 

Capitalización de préstamos y mejora del balance

En la situación actual, una forma de mejorar el balance de las empresas es la de pasar a capital las deudas con socios. Esta actuación es especialmente conveniente si se va a necesitar financiación bancaria.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Aportaciones. En ocasiones, los socios de una empresa cubren necesidades puntuales de tesorería de ésta, contabilizando dichas aportaciones en la cuenta 551 (en la que se refleja la deuda que tiene la empresa con ellos a causa de esas aportaciones). No obstante, si la situación del negocio no permite la devolución, lo mejor es que dichos fondos queden definitivamente en la sociedad, en forma de capital. Así mejorará la imagen del balance a efectos, por ejemplo, de solicitar financiación.

Alternativas

Capitalización

Requisitos. Para realizar una ampliación de capital por compensación de créditos deben concurrir los siguientes requisitos[LSC, art. 301]:

  • Los créditos a compensar deben ser totalmente líquidos y exigibles (en las SA basta con que lo sean el 25%).
  • Debe ponerse a disposición de los socios un informe de los administradores de la empresa en el que se describa la naturaleza y características de los créditos, indicando que constan y concuerdan con la contabilidad. En las SA es necesario, además, que dicho informe sea refrendado por un auditor.
  • En la convocatoria de la junta de socios se debe hacer constar el derecho de éstos a examinar en el domicilio social esos informes, así como su derecho a solicitar su entrega o su envío gratuito.
  • El informe de los administradores –y el de los auditores, en caso de SA– se incorpora a la escritura de aumento de capital.

Al tratarse de una aportación de préstamos se excluye el derecho de los restantes socios (SL) o accionistas (SA) a asumir preferentemente la parte de aumento que les corresponde.

Si se han realizado diversos pagos por cuenta de la sociedad, no es válida una mención genérica en la escritura del tipo «Diversos préstamos y anticipos efectuados en el transcurso de los años...». Debe hacerse constar la fecha exacta de los préstamos.

Consecuencias fiscales. La capitalización de los préstamos no tiene costes fiscales ni para la sociedad ni para los socios, y sólo supondrá el coste del notario (por la formalización de la escritura de ampliación de capital) y de registro (por su inscripción en el Registro Mercantil):

  • La ampliación no tributa en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (el gravamen del 1% por operaciones societarias fue suprimido ya hace algunos años)[LITP, art. 45.1.B.11].
  • La sociedad no recibe ningún ingreso por su actividad. Contablemente se cancela la deuda con los socios y se aumenta la cifra de capital social, sin afectar a ingresos.
  • Y la conversión del préstamo en capital tampoco supone ningún coste fiscal para el socio aportante (aumenta el valor de adquisición de su cartera).
Aportación a la cuenta 118

Ventajas e inconvenientes. Otra opción para cancelar esos saldos es la de contabilizarlos como “aportaciones de socios a fondo perdido”, traspasándolos a la cuenta 118 (que es una cuenta de fondos propios, como el capital y las reservas).

  • Esta alternativa tiene menores costes, ya que al no modificarse la cifra del capital social se evita incurrir en gastos de notario y de Registro Mercantil.
  • Tampoco tiene costes fiscales (sus consecuencias son similares a las indicadas más arriba para la ampliación de capital).
  • No obstante, sólo es una opción válida si todos los socios la realizan y si, además, lo hacen en la misma proporción en la que participan en el capital.

Si la deuda es de sólo un socio –o de varios pero en proporciones distintas a su participación en el capital–, la condonación tendrá repercusiones fiscales negativas (ya que la parte condonada que exceda del porcentaje de participación del socio afectado se considerará una donación al resto de socios[TS 22-06-2009]).

Capitalización de préstamos
Capitalización de préstamos

Mejora del balance

Ratio de endeudamiento

Mejora. Las deudas de la sociedad con sus socios incrementan su ratio de endeudamiento. Por tanto, la cancelación a través de alguna de las formas indicadas reducirá dicho ratio y aumentará sus fondos propios, lo cual puede ser muy relevante si se va a solicitar nueva financiación bancaria (por ejemplo, para realizar nuevas inversiones a través de la línea de avales aprobada por el Estado).

Ejemplo. Una empresa tiene un patrimonio neto de 60.000 euros, préstamos con socios contabilizados en la cuenta 551 por importe de 30.000 euros y el resto de pasivos por otros 20.000 (básicamente por deudas comerciales y con entidades bancarias). Pues bien:

  • Con estos datos, la empresa tiene un ratio de endeudamiento (pasivo / fondos propios) del 83% (50.000 / 60.000 = 0, 83).
  • Si los préstamos con socios se capitalizan el patrimonio neto será de 90.000 euros, y se mantendrán el resto de pasivos. Así, el nuevo ratio de endeudamiento pasará a ser del 22, 22% (20.000 / 90.000 = 0, 222).

Rango óptimo. El rango óptimo del ratio de endeudamiento de las empresas suele estar entre el 40% y el 60% (así lo consideran los bancos al decidir si conceden financiación a una empresa). De esta forma, la capitalización de las deudas con los socios –o su traspaso a la cuenta 118– facilitará a la empresa del ejemplo acceder a financiación adicional por importe de hasta 34.000 euros más (ya que de este modo el ratio de endeudamiento de la empresa quedaría en el 60% [20.000 + 34.000 / 90.000]).

Un ratio de endeudamiento superior a 0, 60 implica que la empresa está excesivamente endeudada, mientras que con un ratio inferior se considera que la empresa tiene recursos propios que no aprovecha de forma óptima.

Otros ratios

Importantes. La capitalización de los préstamos también supondrá una mejora de los ratios de liquidez y solvencia, que son especialmente analizados por las entidades financieras. Vea los cálculos si los datos de la empresa del ejemplo eran, antes de la ampliación, los siguientes:

 

ActivoPasivo (1)
Activo corriente30.000Fondos propios60.000
Activo no corriente80.000Pasivo no corriente-
Pasivo corriente50.000
Total activo 110.000 Total pasivo 110.000
  1. Después de la ampliación los fondos propios pasan a ser de 90.000 euros, y el pasivo propiamente dicho de 20.000.

Liquidez. El ratio de liquidez determina la capacidad de la empresa para hacer frente a sus deudas a corto plazo. Se determina por la relación entre el activo corriente (los activos que se convierten en líquidos en un plazo de doce meses, tales como caja y bancos, cuentas a cobrar y existencias) y el pasivo corriente (deudas a plazo inferior a doce meses). Un resultado por debajo de 1, 5 puede suponer problemas de liquidez en el futuro.

Ratio de liquidez (Activo corriente / Pasivo corriente):

 

Antes ampliación: 30.000 / 50.000 = 0, 6Después ampliación: 30.000 / 20.000 = 1, 5

Si quiere ser todavía más exacto, reste del activo corriente aquella parte que es menos líquida (los stocks) y haga la misma operación. Este ratio se denomina ratio de acidez, y es conveniente que esté por encima de 1.

Solvencia. El ratio de solvencia pone en relación el total de activos con el total de pasivos, y determina la estabilidad del negocio a largo plazo. En caso de que sea inferior a 1, la empresa se encuentra en situación muy delicada de insolvencia; lo recomendable es que se sitúe por encima de 1, 5:

Ratio de solvencia (Activo / Pasivo):

 

Antes ampliación: 110.000 / 50.000 = 2, 2Después ampliación: 110.000 / 20.000 = 5, 5

COMENTAR ESTA NOTICIA

Desde Espacio Pymes no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente [enlace] desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

Muchas gracias.

Enviar comentario