Fiscal  - 

Diferir impuestos con sus amortizaciones

Al cerrar las cuentas del ejercicio, compute la máxima amortización posible para diferir la tributación por Impuesto sobre Sociedades de su empresa. Vea algunos ejemplos de cómo actuar y obtener el máximo ahorro financiero.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Con incentivo fiscal

Amortización acelerada

Pymes. La mayoría de incentivos fiscales de las empresas se concretan en un diferimiento en el pago del Impuesto sobre Sociedades. De este modo, las empresas a las que les es de aplicación el régimen de “reducida dimensión” (las que en el ejercicio anterior facturaron menos de 10 millones de euros) pueden aplicar, entre otros, los siguientes incentivos [LIS, art. 102, 103 y 106] :

  • Pueden amortizar el doble de rápido los activos nuevos (activos materiales e inversiones inmobiliarias), y hasta el triple de rápido los activos adquiridos en leasing.
  • Si invierten en los activos indicados en el punto anterior y a la vez aumentan su plantilla, pueden aplicar la libertad de amortización.

La inversión que puede acogerse a esta libertad de amortización con creación de empleo es la que resulte de multiplicar por 120.000 euros el incremento de plantilla, calculado con dos decimales.

En general. Si su empresa no es una pyme, también puede aplicar incentivos similares. En concreto, todas las empresas pueden amortizar libremente las inversiones en activos materiales e intangibles afectos a una actividad de I+D. Por tanto, es posible que, por uno u otro motivo, su empresa pueda aplicar alguno de estos incentivos, obteniendo importantes ahorros financieros. Recuerde cómo calcularlos.

Ejemplos de ahorro financiero

Caso 1. Su empresa tiene unos beneficios estables de unos 300.000 euros cada año (antes de amortizaciones), y unos activos por valor de 500.000 que se amortizan en diez años (pero que, por ser una pyme, puede amortizar fiscalmente en cinco años). Vea cómo, a pesar de que pasados diez años el desembolso final por Impuesto sobre Sociedades será el mismo, aplicar la amortización acelerada le supone un importante ahorro.

ConceptoSin amort. aceleradaCon amort. acelerada
Años1 a 56 a 101 a 56 a 10
Resultado previo300.000300.000300.000300.000
Amortización-50.000-50.000-50.000-50.000
Ajuste (x2) (1)---50.000+50.000
Base imponible250.000250.000200.000300.000
Cuota 25%62.50062.50050.00075.000
Total pagos (10 años)625.000625.000
Ahorro financiero-13.308 (2)
  1. A partir del sexto año el activo está fiscalmente amortizado, y la amortización contable –que continúa hasta el final de la vida útil– no es deducible, revirtiéndose los ajustes de los años anteriores.
  2. Cada uno de los primeros cinco años se han pagado 12.500 euros menos, importe que se “devuelve” a partir del sexto año sin intereses ni recargos. Si con ese dinero ha reducido su endeudamiento bancario (por ejemplo), habrá obtenido un ahorro financiero de 13.308 euros (considerando un tipo de interés del 6%).

Caso 2. La libertad de amortización puede suponer ahorros financieros todavía más elevados. Vea los que pueden obtenerse con la aplicación de esta figura sobre un activo con un valor de 200.000 euros y con una vida útil de diez años (amortizable fiscalmente en cinco años si se trata de una pyme):

ConceptoSin libertadCon libertad
Gasto fiscal año 1 (1)40.000200.000
Menor pago año 1 (25%)-10.000-50.000
Gasto fiscal años 2 a 5160.000-
Menor pago años 2 a 5 (25%)-40.000-
Ahorro financiero-5.349 (2)
  1. Consideramos que la empresa es una pyme, por lo que, en condiciones normales, podría aplicar la amortización doble y dejar el activo fiscalmente amortizado en cinco años.
  2. Los 40.000 euros pagados de menos el primer año se van pagando en los cuatro años siguientes (el ahorro financiero se ha calculado al 6%). Si la empresa no es pyme y puede aplicar la libertad de amortización (por ejemplo, por activos afectos a I+D), el ahorro financiero será de 10.991 euros (ya que esa “devolución” se realiza en los nueve años siguientes).

Recuerde que los ajustes por libertad de amortización (caso 2) pueden aplicarse en cualquier momento. De este modo, si en el año de la inversión su empresa no tiene beneficios o éstos son muy bajos, puede aplicar la libertad en los años siguientes. El ahorro financiero será inferior, pero seguirá existiendo.

Sin imputación contable

Ajuste extracontable. Tenga en cuenta, además, que la amortización acelerada y la libertad de amortización se aplican mediante ajuste extracontable en el Impuesto sobre Sociedades, por lo que no afectan al resultado contable. Por tanto, no perjudican a la empresa ni a posibles negociaciones por solicitudes de crédito.

Los ajustes extracontables generarán una diferencia temporaria y el correspondiente impuesto diferido, que figurará como una deuda en el balance hasta la completa reversión de los ajustes.

Diferir impuestos con amortizaciones
Diferir impuestos con amortizaciones
La inversión que puede acogerse a esta libertad de amortización con creación de empleo es la que resulte de multiplicar por 120.000 euros el incremento de plantilla, calculado con dos decimales.

Sin incentivo fiscal

No aplicables. Si su empresa no puede aplicar ninguno de estos incentivos, todavía tiene una opción para obtener ahorros financieros: la amortización degresiva. ¡Muchas empresas no la aplican y pierden la posibilidad de ahorrar dinero!

Amortización degresiva

Primeros años. La amortización degresiva permite contabilizar una depreciación más alta en los primeros años de vida de los activos. De ese modo, al declarar un beneficio inferior, permite diferir el pago del Impuesto sobre Sociedades [LIS, art. 12] :

  • Puede aplicarse tanto sobre elementos nuevos como usados.
  • Debe aplicarse desde el principio de la vida útil. No es válido pasar a amortizar de forma degresiva activos que se han amortizado en años anteriores por el sistema lineal.
  • Este sistema de amortización no es aplicable a los edificios, al mobiliario y a los enseres.

Porcentaje constante. Por tanto, utilice este sistema para los activos que empiece a amortizar a partir de ahora. Maximice el ahorro usando el sistema de amortización degresiva de porcentaje constante, que consiste en aplicar un porcentaje fijo de amortización sobre el valor pendiente de amortizar (y no sobre el valor de adquisición). Ese porcentaje fijo se calcula multiplicando el porcentaje de amortización según tablas por los siguientes coeficientes:

  • 1, 5 si se amortiza en menos de cinco años.
  • 2 si se amortiza en un período igual o superior a cinco años e inferior a ocho.
  • 2, 5 si se amortiza en ocho o más años.
Vea los números

Datos. Vea la diferencia de amortización entre el sistema lineal y el degresivo –y el ahorro derivado de este último– para un activo valorado en 100.000 euros y con una vida útil de ocho años:

AñoAmortizaciónImpuesto (1)Dif.
NormalDeg. (2)NormalDeg.
112.50031.250-3.125-7.812-4.687
212.50021.484-3.125-5.371-2.246
312.50014.771-3.125-3.693-568
412.50010.155-3.125-2.539586
512.5006.981-3.125-1.7451.380
612.5004.800-3.125-1.2001.925
712.5003.300-3.125-8252.300
812.5007.259 (3)-3.125-18151.310
Total100.000100.000-25.000-25.0000 (4)
  1. Menor impuesto pagado como consecuencia del cómputo de la amortización (25%).
  2. El porcentaje constante es del 31, 25% (12, 50% de porcentaje lineal x 2, 5, al ser la vida útil igual o superior a ocho años).
  3. El último año de vida útil se amortiza la totalidad del valor neto contable.
  4. El sistema degresivo supone menores pagos en los primeros años y mayores en los últimos. Con un tipo de interés del 6%, ello supone un ahorro financiero de 1.693, 64 euros.

Compatible. Recuerde que si los activos adquiridos son nuevos y su empresa es de reducida dimensión, puede aplicar de forma combinada la amortización degresiva y la amortización doble comentada más arriba. En ese caso, el porcentaje constante se calculará teniendo en cuenta la vida útil “fiscal” (el porcentaje según tablas x 2).

Con los datos del ejemplo anterior, una pyme puede considerar que la vida útil “fiscal” de la máquina es de cuatro años (12, 5% x 2 = 25% de amortización “fiscal”). Y a ese porcentaje le corresponde una amortización degresiva por porcentaje constante del 37, 5% (25% x 1, 5), según los coeficientes antes indicados.

En conclusión: Obtenga ahorros financieros aplicando los incentivos fiscales que permiten acelerar las amortizaciones. Si no reúne los requisitos para aplicarlos, también puede obtener ahorros similares aplicando la amortización degresiva.

Te ofrecemos una herramienta para calcular el ahorro financiero derivado de la amortización acelerada y la amortización degresiva, así como de la libertad de amortización: Entra en http://fiscalpro.es/descarga, referencia FP 05.07.04

COMENTAR ESTA NOTICIA

Desde Espacio Pymes no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente [enlace] desde donde podrá elegir la opción del foro público y gratuito, o bien establecer un contacto privado con un abogado.

Muchas gracias.

Desde Espacio Pymes no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente [enlace] desde donde podrá elegir la opción del foro público y gratuito, o bien establecer un contacto privado con un abogado.

Muchas gracias.

Enviar comentario