Fiscal  - 

Cambio entre el euro y el dólar para calcular el importe a facturar.

¿Cómo debe contabilizar las operaciones de importación y exportación facturadas en dólares? ¿Cómo prevenir las posibles pérdidas por oscilación en el tipo de cambio entre las divisas?

Redactado por
(0) Escribir comentario

Cotización. Si su empresa negocia una venta en dólares, deberá comprobar el tipo de cambio entre el euro y el dólar para calcular el importe a facturar. Por ejemplo, si el precio que va a ofertar es de 18.000 euros y el tipo de cambio es de 1 euro = 1, 1055 dólares (o, lo que es lo mismo, 1 dólar = 0, 9046 euros), el precio en dólares será de 19.899 dólares (18.000 x 1, 1055 o, lo que es lo mismo, 18.000 / 0, 9046).

En la web del Banco de España (https://www.bde.es) encontrará los tipos de cambio vigentes en cada momento.

Contabilización de Ingresos o gastos

Diferencias. No obstante, aunque emita la factura en dólares, deberá contabilizarla en euros. Y, dado que al vencimiento cobrará en dólares (que deberá convertir a euros), la diferencia de cotización respecto a la tenida en cuenta inicialmente le generará un ingreso o un gasto.

Ejemplo 1. Partiendo de la exportación por importe de 18.000 euros indicada más arriba, vea dos situaciones en las que al vencimiento la cotización entre las monedas ha oscilado en sentido contrario:

  • Caso 1. Al vencimiento, el dólar se ha revalorizado: 1 euro = 1, 0525 dólares (o, lo que es lo mismo, 1 dólar = 0, 9501 euros).
  • Caso 2. Al vencimiento, el dólar se ha devaluado: 1 euro = 1, 1241 dólares (o, lo que es lo mismo, 1 dólar = 0, 8896 euros).
ConceptoCaso 1Caso 2
Deuda inicial ($/€)19.899 / 18.00019.899 / 18.000
Cobro (en euros)18.906 ($ x 0, 9501)17.702 ($ x 0, 8896)
Diferencia (1)906 (beneficio)-298 (pérdida)
  1. Importes que deberá contabilizar como beneficio (caso 1) o como pérdida (caso 2).

Cierre de ejercicio

Si aún no ha vencido. Si entre la fecha de venta y la de vencimiento hay un cierre de ejercicio (por ejemplo, la venta se realiza en el mes de diciembre, pero se pacta que el pago se realizará en febrero), a 31 de diciembre deberá ajustar el importe de la deuda según la cotización vigente en esa fecha, computando como contrapartida un ingreso o un gasto (según el signo de la diferencia).

Llegado el vencimiento, deberá actuar según lo indicado en el punto anterior, pero tomando como referencia el importe de la deuda ya ajustada según la cotización a 31 de diciembre.

Ejemplo 2. Tras contabilizar la deuda con el tipo de cambio de 1 dólar = 0, 931358 euros, llega el final del ejercicio y el cambio está a 1 dólar = 0, 9411764 euros. En febrero (fecha de vencimiento) el dólar ha bajado y cotiza a 1 dólar = 0, 905674 euros. Vea el importe que deberá contabilizar a final de año y en el momento del vencimiento:

ConceptoDólaresEurosDiferencia (euros)
Deuda inicial (19.326 x 0, 931358)19.32618.000-
A 31 de diciembre (19.326 x 0, 9411764)19.32618.189189 Ingreso
Cobro final (1) (2) (19.326 x 0, 905674)19.32617.503686 Gasto
  1. Conversión a euros de los 19.326 dólares cobrados según el tipo de cambio a esa fecha.
  2. En esa fecha se contabiliza una pérdida de 686 euros, que corresponde a los 497 euros de depreciación real entre la fecha de factura y la fecha de vencimiento más los 189 euros computados como ingreso según la cotización a cierre de ejercicio.

La normativa fiscal no recoge ninguna especialidad sobre los ingresos y gastos por diferencias de cambio. Por tanto, las cantidades contabilizadas –tanto en la fecha de vencimiento como al cierre del ejercicio– son computables o deducibles en el Impuesto sobre Sociedades[LIS, art. 10.3], sin ningún tipo de ajuste.

Cambio entre el euro y el dólar
Cambio entre el euro y el dólar para calcular tu factura.

Cuadro recapitulativo

Importación/Exportación. Vea a continuación un cuadro recapitulativo de cómo afectará a sus operaciones la oscilación de los tipos de cambio entre monedas según realice una exportación o una importación:

Pagos / cobros en dólares

El euro...Usted es...
ImportadorExportador
Se revalorizaSale ganandoSale perdiendo
Se depreciaSale perdiendoSale ganando

Si tiene que pagar una importación en dólares (por lo que tendrá que comprarlos cuando llegue el vencimiento), le interesa un euro fuerte (que se revaloriza respecto al dólar). De esta forma, con la misma cantidad de euros podrá comprar más dólares.

Si su empresa exporta, recibirá el cobro en dólares y deberá cambiarlos por euros. Por tanto, la situación es la inversa: le beneficia que el dólar sea la moneda fuerte, ya que, al cambiarlos a euros, recibirá una cantidad superior.

Seguro de cambio

Limite el riesgo

Riesgo. De acuerdo con lo comentado, si el euro sube de valor respecto al dólar, acabará cobrando menos euros de los previstos. Y aunque si es al revés (el euro baja) acabará cobrando más, considere la posibilidad de no asumir riesgos innecesarios. Sus transacciones comerciales y el importe final a cobrar no deberían depender de fluctuaciones de divisas que usted no puede controlar.

Cobertura. Evitar este riesgo es sencillo. Acuda a su banco y pregunte a qué tipo de cambio le comprará los dólares en la fecha en que su empresa los va a cobrar. Esta compra a un precio determinado se denomina seguro de cambio, y con él usted sabrá exactamente el importe que finalmente va a cobrar en euros por su venta al exterior.

De esta forma podrá fijar el precio definitivo según dicho tipo de cambio, evitando que sus márgenes queden deteriorados por subidas o bajadas inesperadas.

Ejemplo 3. Al acudir al banco, le han confirmado que de aquí a 60 días (fecha de cobro en dólares) le pagarán 0, 915 euros por cada dólar. Esto le orienta para negociar con el comprador un precio de venta en dólares que, con dicho tipo de cambio, le permita obtener al final de la operación los 18.000 euros previstos. En este caso, por tanto, el precio a negociar será de 19.672 dólares (18.000 / 0, 915).

¿Por qué sabe el precio?

No es cotización. Al contratar el seguro de cambio, su banco tampoco sabe lo que valdrán los dólares en el futuro. Pero sí que sabe lo que valen ahora y el tipo de interés que puede obtener por invertir esos dólares. A partir de aquí, el banco fija el precio de los dólares en el futuro de forma sencilla.

Ejemplo 4. Un dólar vale ahora 0, 9205 euros, y en el mercado interbancario las inversiones en dólares suponen, por ejemplo, una rentabilidad del 2%, mientras que las inversiones en euros rentan un 3%. Si su empresa contrata un seguro de cambio, el banco hará lo siguiente:

  • Comprará ahora 8.000 dólares a 0, 9205 euros cada uno (por lo que desembolsará un total de 7.364 euros), e invertirá dichos dólares al 2% anual durante 90 días.
  • Y le repercutirá la diferencia entre la rentabilidad real (el 2%) y la que hubiese obtenido de haber invertido en euros (el 3%).
ConceptoEuros
Cambio inicial7.364
Más: rentabilidad “perdida” (3% a 90 días)55
Menos: rentabilidad obtenida (2% a 90 días)36
Coste dólares al vencimiento7.383

Valor teórico. Los cálculos realizados en este ejemplo permiten llegar a un precio teórico del seguro de cambio. Pero dicho precio puede variar de una entidad a otra (por ejemplo, porque un banco quiere sacar una rentabilidad adicional a estas operaciones, o porque su política comercial no está dirigida a ofertar este tipo de servicios).

Lo bueno de contratar un seguro de cambio es que, en general, su empresa no tendrá que desembolsar nada. Es el banco el que realiza estas operaciones, y le liquidará los dólares al vencimiento al precio pactado. Eso sí, tenga en cuenta que algunas entidades pueden cobrarle una comisión de apertura o de utilización del seguro.

Comentarios cerrados.