Empresa  - 

Subvenciones: obligación de justificar los gastos subvencionados

En la situación actual, un modo de conseguir una fuente de ingresos es el de obtener alguna subvención pública. No obstante, si consigue una tenga en cuenta la obligación de justificar los gastos subvencionados.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Las administraciones conceden regularmente subvenciones para distintas finalidades.  No obstante, el beneficiario debe cumplir diversas obligaciones, y si no las cumple, la Administración puede ordenar el reintegro de la ayuda (más intereses y posibles sanciones).

Justificación de la subvención

Obligaciones. Si su empresa resulta beneficiaria de una subvención, deberá destinarla a la finalidad para la que haya sido concedida y, además, deberá justificar los gastos incurridos en la forma que indiquen las bases reguladoras. Son obligaciones esenciales, y su incumplimiento puede suponer la obligación de devolver la ayuda.

Ejemplo. A raíz del COVID-19 y para fomentar la digitalización de las empresas, un ayuntamiento convoca una subvención para que las empresas del municipio creen su página web. En las bases se establece que la justificación de la ayuda se efectuará presentando la factura del gasto por importe superior al de la ayuda y emitida por una empresa local. Si una empresa consigue dicha subvención, además de crear su página web (que es la finalidad subvencionada), deberá justificar el gasto de la forma indicada en las bases.

¿Cómo actuar si mi empresa logra una subvención?

Requisitos. Por tanto, si su empresa consigue una subvención:

  • Revise las bases reguladoras y el acuerdo de concesión, para asegurarse de cuáles son sus obligaciones y de cómo debe justificar los gastos incurridos (documentación a aportar, formato, plazo límite de presentación...).
  • Piense que la justificación de una subvención suele ser más compleja que en el ejemplo indicado. Así, es habitual que se exija una memoria de las actuaciones realizadas y otra memoria económica en la que se relacionen todos los gastos e inversiones (aportando las facturas originales, albaranes, comprobantes de pago...). Por tanto, tendrá que asignar la realización de estas tareas a algún empleado, con el consiguiente coste administrativo.

Responsabilidad. Además de por la falta de justificación, la Administración puede obligar a reintegrar la subvención por otras causas legales (por ejemplo, si se obtiene falseando las condiciones requeridas). Y el administrador de la sociedad que obtiene la ayuda puede llegar a responder del reintegro de forma subsidiaria (cuando la empresa no tenga bienes suficientes). Esto puede suceder, por ejemplo, si se considera que el administrador no ha realizado “los actos necesarios que sean de su incumbencia para el cumplimiento de las obligaciones infringidas”.

Lograr una subvención te obliga a justificar los gastos subvencionados

¿Dónde buscar estas subvenciones?

Base de datos. Si se ha planteado solicitar alguna subvención, en la Base Nacional de Subvenciones (http://www.infosubvenciones.es) puede darse de alta a un servicio de alertas que le avisará de las convocatorias de subvenciones que le interesen:

  • En esta base se publican las diferentes ayudas que convocan las administraciones públicas.
  • Para darse de alta, acceda al apartado “Suscripción de alertas” e introduzca una dirección de correo electrónico y los criterios de alerta que desee (por ejemplo, que le avisen de las subvenciones otorgadas por su comunidad autónoma para una determinada finalidad).

COMENTAR ESTA NOTICIA

Desde Espacio Pymes no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente [enlace] desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

Muchas gracias.

Enviar comentario