Marketing  - 

¿Puede Internet manipularnos para influir en nuestro voto?

La consultora Cambridge Analytica envió mensajes individualizados a millones de usuarios para cambiar su intención de voto en las elecciones norteamericanas de 2016.

Redactado por
(0) Escribir comentario

Internet se ha convertido en la mayor granja de datos personales del mundo. Las grandes multinacionales lo saben todo sobre nosotros. Quiénes somos, qué hacemos, por dónde nos movemos, lo que nos gusta y lo que no, y por supuesto, qué pensamos. Una información extremadamente valiosa a la par que peligrosa. Porque existen agentes y empresas que han reconocido un uso poco ético e incluso ilegal de semejante volumen de datos personales. En otras palabras: estamos ideológicamente expuestos a lo que Internet quiera mostrarnos cada vez que navegamos en la red.

En este escenario el mayor escándalo conocido hasta la fecha sucedió durante la campaña a las elecciones presidenciales de Estados Unidos que terminaron con Donald Trump como presidente. Todo comenzó en el año 2013, cuando el científico Aleksandr Kogan, especializado en Big Data, diseñó una herramienta con un test de personalidad que, mediante un uso fraudulento de Facebook, recabó datos personales de más del 15% de la población estadounidense, logrando «estados», «likes» y otras informaciones privadas.

Poco después, Kogan vendió aquella base de datos a la consultora política Cambridge Analytica, facilitando la construcción de los perfiles psicológicos de los usuarios y permitiendo el envío de campañas individualizadas a millones de personas para influir en su intención de voto. Christopher Wylie, ex empleado de la consultora y uno de los mayores expertos del mundo en la ciencia de los datos, incluso llegó a afirmar que se utilizaron noticias falsas para generar debates inexistentes cuya incidencia favoreciese la victoria de Donald Trump. «Cambridge Analytica no es una empresa de datos o algoritmos, sino una máquina de servicios de propaganda», aseguraba Wylie poco después en una entrevista.
Así, Cambridge Analytica se convirtió en la primera compañía del mundo en utilizar la información recolectada de más de 50 millones de perfiles de Facebook mientras generaba fake news a través de distintas plataformas de blog con la clara intención cambiar el voto de la audiencia . Para tal fin, se enviaron mensajes con un tono y un contenido personalizado a cada usuario, tocando en cada caso los temas que generaban más susceptibilidad política en los receptores. Un plan perfecto.
Los llamados Archivos de Cambridge Analytica, unos documentos filtrados que se recogen de manera pública en el diario The Guardian, desvelan cómo se orquestó esta campaña digital que pudo ayudar de manera decisiva a Donald Trump a alcanzar la presidencia de Estados Unidos. Un escándalo inaudito que confirma que el uso fraudulento de Internet puede manipularnos hasta el punto de cambiar nuestro voto.

influir en nuestro voto
¿Se puede influir en nuestro voto?
Cambridge Analytica se convirtió en la primera compañía del mundo en utilizar la información recolectada de más de 50 millones de perfiles de Facebook.

Xeerpa, la startup española más poderosa en la segmentación de datos

Pero también existen herramientas legales y procesos dentro de la ley que permiten la adquisición de datos a gran escala de usuarios a través de sus redes sociales. Una de las más conocidas es Xeerpa, empresa española que en su web promete conseguir a sus clientes «la ficha social de tus seguidores más avanzada del mundo». Así, Xeerpa asegura una recolecta de datos invididuales mediante los cuales conoce la afinidad de cada usuario hacia más de 300 categorías de interés, sus marcas y productos favoritos, su perfil profesional y educativo, su nivel de influencia, su localización y sus aplicaciones y plataformas favoritas.

Un conglomerado de datos cuyo gran valor reside en la posibilidad de personalizar las comunicaciones de la empresa que contrata el servicio para enviar mensajes a sus seguidores. En la web de Xeerpa se pueden ver públicamente las multinacionales que han utilizado su herramienta para gestionar campañas de marketing y comunicación: Adidas, Lexus, Santander, Bankinter, Meliá, Iberia, Heineken, Iberostar, Cepsa, Pascual, etc. De entre las casi 100 compañías que se advierten no hay ningún partido político.

COMENTAR ESTA NOTICIA

Desde Espacio Pymes no disponemos de un servicio gratuito de asesoramiento, por lo que su comentario solo podrá ser respondido por otros lectores.

Si necesita una respuesta profesional, le recomendamos realice su pregunta desde el siguiente [enlace] desde donde podrá establecer un contacto privado con un abogado.

Muchas gracias.

Enviar comentario